Formas caseras de aumentar la señal de WIFI sin gastarte dinero

Seguro que te ha pasado que estas en casa y cuando te mueves por cierta zona… ¡plof!, te quedas sin wifi. No es que se haya caído, simplemente la señal de tu módem no alcanza hasta esa zona. ¿Qué se puede hacer? Está claro que puedes comprar un amplificador o repetidor de señal, pero… ¿sabes que puedes crear el tuyo propio y no gastarte ni un euro?

Y es que aunque probablemente no tenga un diseño de lo más cuidado y sea muy potente, si te puedes ahorrar ese gasto… ¿por qué no hacerlo? Por opciones que no sea, así que ahí van estos ejemplos de gadgets manuales para darle un poco de intensidad y vidilla a la señal de tu WiFi.

Bote. Todo bote que esté cubierto o forrado por dentro por una lámina metálica es una buena opción para amplificar la señal WiFi. Los típicos de Pringles pueden valer. ¡Quién te iba a decir que un aperitivo acabaría ayudándote a tener mejor señal de la red.

Latas. Las latas metálicas son uno de los recursos más utilizados para este tipo de cosas. Eso sí, hay que tener mucho cuidado al recortarlas para darle la forma de antena, ya que los bordes están muy afilados. La idea no está nada mal, y si además le pones un poco de ganas, hasta puede quedar bonita. Sirve para reducir las interferencias y aumentar la cobertura, aunque al tratarse de una antena omnidireccional, estarás reduciendo sus posibilidades.

Sarténes  – Ollas. Parece una locura, pero de hecho es una de las opciones que, estéticamente, pueden quedar mejor. Se trata de coger la antena del router y colocarla en el centro, pero sin tocar la sartén u olla.

CDs o DVDs. ¿Te acuerdas de las míticas torres de CDs que teníamos antes de la llegada de los discos duros y Pen-Drives? Pues ya puedes desempolvarlos y darles uso, porque si lo haces como en esta foto, puedes acabar con una antena única para amplificar tu WiFi.

También existen otras formas de mejorar la señal, pero son más complejas. Esta por ejemplo implica sustituir la antena del router por dos clips creando una forma de rombo. Estos clips, aprovechan la base del CD como reflectante de la señal. Con esta “antena” conseguirás un aumento notable de la señal en cuanto distancia, pero es de tipo direccional.

Papel Albar. También puedes recurrir al papel albar o alguno similar al aluminio para envolver un trozo de cartón o plástico. Es una opción más entre otras, pero quizás la menos eficaz.

Desde luego por ideas que no sea. Y es que si podemos tener mejor WiFi sin gastarnos ni un euro, habrá que aprovechar,  que luego nos quejamos 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba